A diferencia de los equipos distrubuídos, cuando trabajamos con un equipo de trabajo de forma presencial y en una oficina, lo primero que hacemos es al menos saludar, incluso podemos tener una conversación informal, porque somos personas!. Por otro lado, cuando necesitamos algo de otro compañero de trabajo, normalmente pedimos el favor, entre otras muchas otras prácticas.

Cuando trabajamos en un equipo distribuído, la cosa funciona un poco diferente; sin embargo, eso no es excusa para no tener modales. Siempre debemos tener en cuenta las siguientes premisas:

    • Nuestros compañeros son humanos y un poco de afecto ó interés por sus vidas no está mal.
    • El tiempo del otro  es importante.
    • Las interrupciones pueden desconcentrar a las personas.
    • Eres parte de un equipo. No trabajas solo(a).
    • Siempre debes estar sincronizado con el resto del equipo.

Teniendo en cuenta lo anterior, hemos establecido una serie de reglas o recomendaciones que hacen que el trabajo del día a día en un equipo distribuído sea más agradable. Para ello hemos considerado que el equipo cuenta con una canal de comunicación en común como Slack o similar:

  • Lo primero que debes hacer al inicio del día es saludar al resto del equipo. Además de ser de buena educación, esto sirve para que todos se enteren que has llegado y te dispones a trabajar.
  • Sí tienes programada una reunión virtual con alguien de tu equipo, llega temprano, en lo posible únete a ella con al menos con 5 minutos de anticipación.
  • Trata de usar la cámara en lo posible para las reuniones. Es más amable cuando nos podemos mirar las caras.
  • Si estás en una reunión virtual, no te desconcentres en otras cosas. Dale la importancia que se merece al otro que está hablando.
  • Sí necesitas reunirte con alguien, pregúntale primero sí tiene disponibilidad en el momento. Al hacer una llamada directa puedes estar interrumpiendo a tu compañero(a).
  • Los asuntos privados deben ser discutidos en privado, no uses los canales públicos para hablar de cosas que a los demás no les conscierne.
  • Sí te debes ausentar, informale a tus compañeros con tiempo, para que ellos puedan coordinar o planear ante tu ausencia.
  • Usa y revisa con frecuencia las herramientas destinadas para tu trabajo, por ejemplo: Email, calendario, Chat entre otras. Alguien puede estar esperando algo importante por este medio.
  • Notifica cuando no vayas a estar disponible, para que tus compañeros esten al tanto y no llevarse sorpresas.

Estas son tan solo algunas de las recomendaciones que hacen que el trabajo en el día a día sea excepcional. Sí tienes alguna otra recomendación para trabajar mejor en equipos distribuídos, eres bienvenido a dejar un comentario!


Comments