Hay que aceptarlo. Los sitios web se han convertido en la oficina principal de las compañías en el mundo, más aún cuando se es una ONG que quiere contarle al mundo lo que está haciendo y por qué vale la pena invertir en su trabajo. No es difícil saber qué pasaría con un posible donante o un beneficiario si llega a una página desordenada o visualmente poco llamativa ¿verdad? Lo más seguro es que esa persona se lleve una mala impresión y el proyecto habrá perdido, quizás para siempre, una gran oportunidad.

Por esto, y gracias a la experiencia de los clientes Swapps y el trabajo en sitios web para ONGs, hoy compartiremos algunas de las mejores prácticas a la hora de montar, diseñar y planear un sitio web para una ONG.

Regla de oro: conozca a su público

Esto no solo aplica para los sitios web de ONG, aplica para cualquier proyecto o negocio y, a pesar de que es algo básico, muchos cometen el gran error de pasarlo por alto.
¿Se ha tomado el tiempo para responderse las siguientes preguntas? Sí ya lo hecho, felicitaciones, ya tiene la principal herramienta, de lo contrario, es recomendable sacarle el tiempo.

  • ¿Quiénes son mis beneficiarios?
  • ¿Qué características tienen?
  • ¿Universitarios, profesionales, padres o madres de familia, directoras de empresa?
  • ¿Hombres o mujeres?
  • ¿Me visitarán desde un móvil o un computador de escritorio?
  • ¿Qué les interesará saber?
  • ¿Qué les gusta?
  • ¿Qué les disgusta?

Con tanta información y una sobre abundancia de opciones, las personas buscan proyectos que les hablen directamente. Por esto es que, antes que nada, se debe pensar en cuál es el público objetivo del sitio web y del proyecto. Esto puede ser tan simple como hacerse simples preguntas que identifiquen al “cliente ideal” hasta construir lo que en marketing y marketing de ngo ha sido llamado Digital Persona, esto permite estructurar los mensajes, el contenido y las acciones del sitio web.

Compartir el impacto: contar las historias

Lo que más vende de una ONG no es el producto que impulsa, o los materiales que entregan. Son las vidas que tocan, que mejoran. Seguramente el proyecto ya tiene algún impacto entonces ¡se debe contar a todo el mundo!

Recoger un testimonio, grabar un video, tomar fotografías.
¡Todo suma!

El sitio web es la plataforma perfecta para compartir los logros de su ONG y en la planeación debe ir este componente. Pensar en si el sitio girará alrededor de las fotos, o tendrá mucho texto permite descubrir qué estructura seguir. En Swapps hemos tenido sitios web de ONG que se enfocan en la defensa de los derechos humanos, luchar contra el cambios climático,  y por ellos es que podemos conocer de antemano qué hay para contar permite ser mucho más efectivos a la hora de dar el mensaje.

En internet, los correos electrónicos valen oro

No es un like, no es un tuit, no es una reproducción o un seguidor. Ahora más que nunca, el insumo más valioso que se puede, y debe, almacenar en la base de datos es el correo electrónico. Es que…
Deténgase y piense. ¿Hace cuánto tiene el correo electrónico que usa actualmente?

Si es como la mayoría de personas del mundo entero, su correo electrónico tiene ya varios años y no planea cambiarlo en el corto plazo. Además… es lo único que realmente usted puede controlar. Más importante aún en el momento actual en que las grandes plataformas sociales cambian constantemente sus algoritmos y hacen más difícil llegar a las personas.

Su sitio web de ONG debe tener la forma de recoger correos electrónicos y no solo eso, debe ser estructurado para impulsar esto. Piense cómo invitar a sus lectores a seguir en contacto y cuente por qué deben hacerlo.